https://www.viajeszeta.es/viajes/Punta-cana-18-todo-incluido.html


Bien sabemos que llegar a la tercera edad puede resultar no muy placentero para algunas personas, principalmente por los cambios que suscitan de manera gradual en el cuerpo humano. Sin embargo, esta es una etapa que debe disfrutarse con mayor plenitud, puesto que ya se ha cumplido con la mayoría de las responsabilidades de la adultez. Una de las mejores formas de hacerlo es viajando, por lo que presentaremos algunas recomendaciones para viajar con personas mayores.

Garantiza un buen viaje a la tercera edad

Muchos podrían pensar que los cuidados son similares a los que se consideran cuando se viaja con niños, pero esto no es del todo cierto. Por un lado, los niños suelen estar llenos de energía y uno de los principales miedos es que se extravíen en alguna carrera o que se lastimen, sin embargo, las personas mayores necesitan andar un poco más lento, tomar alguno que otro descanso o tomar medicinas a determinada hora. He aquí algunas recomendaciones que nos da Auxiliatus para viajar con personas mayores.

  1. En primer lugar está el tema de la salud. Además de hacer un chequeo médico antes del viaje y de, por supuesto, empacar todos los medicamentos necesarios durante el mismo, conviene contratar un seguro de viajes. Estas pólizas resultan muy útiles a la hora de viajar con adultos mayores, puesto que, en caso de cualquier eventualidad que requiera asistencia médica o compra de medicamentos, estos correrían con los gastos implicados.
  2. Por otro lado, aunque nos encontremos en excelente condición física y nos encante caminar, cuando viajamos con una persona de tercera edad es importante tener cierta consideración en este aspecto. Su cuerpo no necesariamente funciona con la misma agilidad y probablemente se cansen más rápido. Ármate de paciencia y camina a un ritmo pausado y, de vez en cuando, haz algunas paradas para sentarse, tomar algo y conversar sobre el paseo.
  3. Por último, otra de las recomendaciones para viajar con personas mayores puede resultar jocosa para muchos, pues se trata de los costos del viaje. Son muchos los medios de transporte, museos y diferentes centros de atracciones que ofrecen descuentos e incluso entrada gratis a personas de tercera edad. Esto resulta muy ventajoso, pues facilita la planificación de un itinerario.